La cumbre del Besiberri Sur está ubicada en la zona más occidental del pirineo catalán, en la provincia de Lleida y cerca de la estación de esquí de Boí Taull.

Se puede ascender a su cumbre desde dos vertientes:

  • Vertiente oeste. Desde la boca sur del túnel de Viella, junto a la N230.
  • Vertiente este. Desde el embalse de Cavallers, como os explicamos en esta entrada.

Planificamos la ruta haciendo una circular, ascendiendo por el paso del oso (que encontramos limpio de nieve) y descendiendo por el barranco de Riu Malo.

IMPORTANTE: La ruta de ascenso por el paso del oso puede incrementar su dificultad y exposición con nieve.

Muy buena esquiada en el descenso, por amplias palas y algunas pequeñas canales, en nuestro caso desde los 3.000 m hasta los 2.200 m, pero que en un mes de marzo normal seguro que se puede apurar hasta los 2000 o 1900 m.

DATOS DE LA ACTIVIDAD:

FECHA: 27 de marzo de 2021.

PARTICIPANTES: Noelia y Julio

DISTANCIA: 10,93 Km.

DESNIVEL: 1.334 m.

TIEMPO: 10 horas.

MATERIAL: Material de esquí de montaña, crampones y piolet.

DIFICULTAD ALPINA: PD, canal de acceso a la cumbre de unos 45º.

DIFICULTAD ESQUÍ: Difícil.

TRACK: En el enlace de abajo:

https://es.wikiloc.com/rutas-esqui-de-montana/besiberri-sur-con-esquis-68940084

APROXIMACIÓN:

Debemos llegar al balneario de Caldes de Boí.

Seguimos la carretera en dirección al embalse de Cavallers.

Y estacionamos el vehículo en el parking más elevado, bajo el gran muro de hormigón del embalse.

LA RUTA:

Iniciamos el ascenso por el sendero que lleva a la parte superior del embalse.

Cruzamos el embalse hacia la otra vertiente, en busca del sendero que nos lleva bajo las paredes del pico Comalestorres.

Desde abajo parece imposible que un camino pueda surcar la pared.

Llegamos al famoso paso del oso, donde tenemos que quitarnos las mochilas para poder trepar bajo un bloque empotrado.

Luego continuamos por un tramo de bosque donde empieza a aparecer la nieve. Al estar las fitas enterradas cuesta un poco encontrar el camino.

Cuando salimos del bosque empieza la nieve continua. Encontramos palas con nieve dura y algo expuestas, así que pasamos a crampones y piolet.

Superado este tramo, la pendiente se suaviza y ya podemos calzar los esquís.

Ahora debemos buscar el paso que nos lleva a la otra vertiente.

Aparece otra pendiente un tanto obligada y volvemos a descalzar.

En el cuello volvemos a pasar a esquís y continuamos por pendientes moderadas.

A lo lejos ya podemos ver nuestro objetivo entre la niebla.

Ascendemos en busca del corredor cimero.

Dejamos los esquís y pasamos de nuevo a crampones y piolet.

Se trata de un corredor de unos 45º.

Después aparece una corta y bonita arista.

Que nos deja en la cumbre. Lástima que la niebla no nos deje ver nada.

DESCENSO:

Lo realizamos por el barranco de Riu Malo.

Primero debemos deshacer la arista.

Y descender el corredor.

Encontramos un primer tramo un poco expuesto.

Una vez abajo, parece que la niebla despeja un poco.

Calzamos los esquís y disfrutamos de un gran descenso.

En nuestro caso gozamos de 800 metros de desnivel continuado.

Nos dejamos llevar por la pendiente, en busca del desagüe de los ibones.

Debemos buscar el final del barranco, para después rodear el embalse.

Descendemos hasta los 2.200 m donde descalzamos un corto tramo.

Y continuamos esquiando hasta los 2.000 metros.

Donde deberemos descalzar definitivamente.

Descendemos por dentro del barranco, donde encontramos un tramo muy descompuesto.

Pero luego el sendero mejora.

Cruzamos por unos puentes de madera el río.

Y continuamos un largo tramo de cómodo sendero rodeando el embalse, hasta llegar al parking.

Esperamos que la reseña os pueda resultar útil.

Podéis seguirnos en Facebook e Instagram en la página TOCANDO EL CIELO.

Recordad consultar los boletines BPA y la cartografía ATES, donde esté disponible, para preparar las salidas con nieve.

¡¡Salud, montañas y mucha precaución!!